Home / Salud / ¿Se pueden evitar los resfriados?
en Salud

¿Se pueden evitar los resfriados?

Incluso la Organización Mundial de la Salud asegura que es inevitable verse atrapado por dos o tres constipados al año, entre otoño e invierno. La mayoría de las personas tardan entre 7 y 10 días en recuperarse de un constipado, pero ¿sabías que podemos hacer unas cuantas cosas para evitar su contagio y para tener un sistema inmunitario más fuerte que haga que los efectos sean menores?

Hay quien llega a decir que ni siquiera un ermitaño está libre del contagio del resfriado común. Es una de las enfermedades más contagiosas. Se contagia y se propaga por contacto directo, como un simple apretón de manos o un par de besos en la mejilla. Por eso vamos a dar algunas recomendaciones que nos ayuden a no contagiarnos y a no propagar el resfriado.

Lavarse bien las manos. Y con jabón, y un mínimo de 30 segundos frotando.

Evitar tocarse la cara. Resulta que los ojos, la nariz y la boca son las zonas del cuerpo por donde más organismos “malos” entran. Es una de las principales causas por las que los niños se contagian continuamente de resfriados y otras afecciones derivadas de este tipo de contacto.

Tápate al estornudar… ¡pero no con tu mano!

Recuerda que las manos deben estar limpias y si estornudas en ellas serás un foco de contagio. Utiliza una manga del jersey, o mejor aún, un pañuelo desechable. Y pide a los demás que hagan lo mismo, es por el bien de todos.

Ayudar al Sistema Inmunitario.

Además de evitar el contagio, podemos fortalecer el sistema inmunitario, hacernos más fuertes contra los posibles contagios, con hábitos saludables como la alimentación, el ejercicio, … Aquí detallamos algunas buenas costumbres.

Evita el estrés. El día a día cansa, agota y debilita nuestro organismo, por eso debemos tratar de tomarnos las cosas con calma, aprender a sobrellevar el estrés es complicado, pero muy necesario. Busca momentos para estar tranquilo y relajado.

Practica deporte. Un organismo en forma y activo es un organismo con más defensas, más fuerte.

Llevar una dieta sana. Una dieta equilibrada que incluya muchas frutas o verduras y beber líquidos, preferiblemente agua, durante todo el día.

Evitar el alcohol y el tabaco. Ambas sustancias debilitan nuestras defensas.

No tomar medicamentos en exceso. El resfriado no tiene cura, podemos aliviar sus síntomas con algún medicamento, pero no lo vamos a curar por muchas medicinas que tomemos.

Algunas sustancias naturales nos ayudan también a mejorar el sistema inmune contra los resfriados. Por ejemplo, la equinácea o el propóleo (o própolis) tienen beneficios antivirales y ayudan a evitar infecciones del sistema respiratorio. Están indicadas tanto para niños como para adultos.